La técnica que te permitirá sonreír con seguridad.

La ausencia de piezas dentales es un problema frecuente que puede deberse a varias causas:

  1. Grandes caries que imposibilitan la reconstrucción de la pieza dentaria.
  2. Fisuras o fracturas verticales
  3. Piorrea (o también denominada Enfermedad Periodontal Avanzada): Existe una gran pérdida de hueso.
  4. Piezas dentales que faltan de nacimiento (Agenesias Dentales).
  5. Pacientes que hace años fueron tratados con la odontología poco conservadora que existía entonces.

La técnica que permite sonreír, hablar y masticar con la misma seguridad que con tus propios dientes

Hoy en día, afortunadamente, los conocimientos y tratamientos han avanzado haciendo posible una mejor conservación de las piezas dentales; aunque también hay que tener en cuenta  la mayor conciencia de la población en lo referente a salud bucodental. La principal ventaja de los implantes frente a los puentes dentales fijos, además de la mejor estética, es que evitamos el tallado de piezas adyacentes, lo que supone un daño estructural para dichas piezas. Es por ello, la solución ideal.

Los implantes dentales están fabricados en titanio, siendo éste uno de los materiales más biocompatibles. El profesor Bränemark en 1952 (Universidad de Gotemburgo, Suecia) observó, casualmente en su investigación sobre la circulación sanguínea, que el titanio de las cámaras fotográficas que empleaba para ver el comportamiento de las células sanguíneas en las tibias de los conejos quedaban “soldadas” al hueso. Pensó entonces en su aplicación en pacientes desdentados para que soportaran una prótesis fija en vez de removible (quita y pon).

Después de 10 años de investigación publicó su trabajo, siendo el comienzo de la era de los implantes en Odontología. Desde entonces, muchos artículos científicos han sido publicados, demostrando un porcentaje de éxito de entre el 95-98%, tanto en casos de desdentados totales, como en parciales y piezas unitarias.

La principal ventaja de los implantes frente a los puentes fijos es que evitamos el tallado de las piezas adyacentes, lo que supone un daño estructural para dichas piezas.

Para poder realizar la cirugía del implante o los implantes, necesitamos en primer lugar un correcto y completo diagnóstico, así elaboramos el plan de tratamiento ideal para cada caso. Con anestesia lo- cal realizamos en una sola sesión la colocación de uno o varios implantes. El implante se habrá integrado en el hueso tras un periodo de tiempo que varía en función del caso. Una vez integrado el implante, tomaremos las medidas para que el laboratorio fabrique la prótesis fija (pieza dental) que irá anclada en los implantes.

En los casos en los que la masa ósea  es insuficiente regeneraremos el hueso en primer lugar, para posteriormente colocar los implantes dentales. En algunos casos se puede colocar en el mismo momento de la cirugía o pocos días después un provisional fijo de una sola pieza, de varias o de toda una dentadura. Esto es posible si el torque (fuerza  marcada por el motor) al que queda el implante es suficiente.

Dr. Jorge Campos Aliaga. Implantologo

Dr. Jorge Campos Aliaga.
Implantologo